México: ¿Cuál es la mejor opción de contratación de electricidad?

By Carolina Muñoz

By Carolina Muñoz on 8/05/2018

Topics: ES

Prefer the English version? Click here. 

Dar respuesta a esta pregunta no es fácil y dependerá de cada consumidor: ¿Tengo un perfil de consumo estable? ¿Tengo puntos de conexión nuevos? ¿Manejo un portfolio grande para agrupar en una negociación? Y lo más importante, ¿cómo me identifico en la compra de energía? ¿Estoy dentro de lo que denominamos Budget risk client? ¿O me identifico más con un Survival risk client?

¿Qué ha cambiado en el sector eléctrico mexicano?

Históricamente el consumidor de electricidad en México no tenía más que una opción si no quería permanecer bajo el régimen regulado de CFE que era participar en un contrato de autobasto.

Este modelo de contratación consistía en formar parte de una sociedad con un generador de forma simbólica para poder beneficiarse de unos mejores precios. Normalmente el esquema de precios se basaba en un descuento sobre la tarifa de CFE lo que nos aseguraba unos “ahorros” respecto a la otra opción posible que era permanecer con CFE.

Esta modalidad de contratación sigue siendo una posibilidad para los consumidores de electricidad hoy en día.

¿Sigue siendo esta modalidad la mejor opción de contratación? Pros y contras de estar indexado a la tarifa de CFE.

Los proveedores históricamente presentes en México intentan mantener a sus clientes ofreciéndoles contratos a largo plazo con una reducción de precio sobre la tarifa de CFE en plena apertura del mercado. A primera vista, esto parece muy atractivo, pero la pregunta es: ¿es esta una buena opción a largo plazo?

En muchas propuestas, veo que se define la opción de descuento sobre la tarifa de CFE como “opción cero riesgo”. No puedo evitar estar en contra de esta afirmación. Si la tarifa de CFE sube, nuestro presupuesto también lo hará y esto supone un alto riesgo para aquellas empresas que no pueden soportar un fuerte incremento de precios año tras año. Durante 2017 la tarifa de CFE aumentó en torno a un 30% con respecto a los precios de 2016. ¿Puede su empresa soportar esa subida sin tener pérdidas?

 CFE tariff Mexico

Es verdad que mejoraremos con respecto a nuestra situación actual: pagaremos el mismo precio de CFE menos un descuento. Pero ¿de verdad es esto lo mejor que podemos hacer? Lo dudo.

Los precios de CFE siguen siendo la referencia de mercado en México pese a los cambios tras la nueva Ley de la Industria Eléctrica. CFE dejo de ser una empresa del estado y por fin a finales de 2017 vimos cambios importantes, que nos hace pensar que esta tarifa dejara de ser una referencia en un futuro no muy lejano. CFE debe publicar su metodología de cálculo y deja de recibir subsidios para promover la competencia en el mercado.

Los principales motivos por los que veo que hoy en día se sigue contratando este producto son:

  • Los precios de CFE siguen siendo el benchmark: Es la situación de dónde venimos y donde nos vamos a comparar
  • Respecto a nuestra situación actual vamos a mejorar. Es decir, estamos mejor que si no hubiéramos hecho nada. Pero esto no quiere decir que tengamos un control sobre nuestro presupuesto o que vayamos a reducirlo.

Sin embargo, ¿Cuáles son los inconvenientes que vemos en este producto?

  • No tendremos un control sobre nuestro presupuesto. Los precios de CFE su publican de manera mensual para el mismo mes. No es posible estimar un coste a futuro y tampoco podemos gestionar el riesgo. Esta situación es algo que un cliente Budget risk no puede soportar.
  • Suelen ser contratos a más largo plazo. México es uno de los mercados latinoamericanos que más tarde tuvo su proceso de desregularización. Sin embargo, es uno de los que se está moviendo más rápido y donde más cambios estamos viendo. En un mercado en plena desregulación es importante que haya una cláusula indicando que pasará si las condiciones de mercado cambian.
  • Para participar en un modelo de autoabasto es necesario constituir una sociedad entre el generador y el consumidor. Esto puede tomar entre 8 y 10 meses y por lo tanto hasta que empieza el suministro.
  • El socio generador no puede abastecer el 100% de la demanda del socio consumidor. Este último deberá dejar parte de su consumo bajo CFE.

 

Debemos decir que es una de las muchas opciones hoy presentes en el mercado, pero no siempre la mejor. De ello dependerá cuales son los intereses del consumidor.

Si nuestro interés principal es estar en media de mercado y hemos definido una estrategia de compra como Market-risk client es una buena opción ya que no solo seguiremos la referencia de mercado, sino que también estaremos por debajo.

Si por el contrario lo que más nos preocupa es tener estabilidad presupuestaria y hemos desarrollado una estrategia de Budget-risk client en otros países, esta modalidad de contratación no es la más adecuada para nosotros.

Cuando nos identificamos como Survival-risk client la opción ideal sería combinar diferentes posibilidades.

¿Qué otras opciones de contratación tengo?

Gracias a la nueva Ley de la Industria Eléctrica, hay libre acceso y empresas comercializadoras privadas empiezan a estar presentes en el mercado. Todos los consumidores con una potencia contratada mayor o igual a 1000 kW pueden firmar un contrato con cualquiera de estas empresas privadas sin importar su localización. Solo el sistema de Baja California Sur todavía está aislado.

Estos comercializadores ofrecen un mundo entero de posibilidades a los consumidores:

  • Diferentes duraciones: desde un año hasta cinco
  • Diferentes productos: indexación al mercado spot, precio fijo, indexación a costes de generación, indexación al precio del gas con posibilidad de coberturas, etc
  • Diferentes tolerancias de volumen
  • Posibilidad de suministrar energía verde

Para poder participar en uno de estos contratos se debe lanzar una licitación para encontrar el suministrador que ofrezca las condiciones que más se acercan a lo que busca el consumidor. Además, el consumidor debe registrarse como Usuario Calificado en la Comisión Reguladora de Energía. Un proceso que puede durar alrededor de 4 meses antes de que empiece el suministro.

¿Qué errores vemos que cometen los consumidores?

Veo como a la mayoría de mis clientes les cuesta tomar una decisión ante esta situación de incertidumbre: ¿Subirá o bajará la tarifa de CFE el mes que viene? ¿Si firmo un contrato a precio fijo durante 12 meses, como sé que este precio será mejor que la tarifa de CFE? La respuesta es sencilla: no lo podemos saber.

En cuanto la tarifa de CFE sube, veo clientes que entran en pánico y deciden lanzar licitaciones, negociar contratos, etc. Pero, si al mes siguiente la tarifa de CFE baja, nos relajamos. Bajo mi punto de vista esto no es lo que deberíamos tener en cuenta a la hora de cambiar la forma de comprar la electricidad de México. El riesgo de estar indexado a CFE no es solo que la tarifa suba, si no que no sabemos lo que va a hacer ni siquiera el próximo mes.

Muchos clientes deciden esperar antes de firmar un contrato con otro comercializador a ver qué hace la tarifa de CFE en los próximos meses, pero ¿de verdad esto nos dice algo respecto al futuro? No.

También veo como muchos de mis clientes se sienten cómodos con un descuento en la tarifa de CFE. El motivo de esto es lo que ya hemos comentado: mejoramos con respecto a la situación actual. Sin darse cuenta asumen un riesgo que no asumirían en ningún otro país, donde tienen claro que lo importante para ellos es tener estabilidad presupuestaria.

Mi pregunta para los compradores de electricidad sería ¿por qué nos resulta tan fácil ver el riesgo que tiene por ejemplo en Europa el mercado spot, donde el riesgo no está en que el precio sea más alto o más bajo que el mercado a futuros, el riesgo reside en que no podemos hacer nada para controlar ese precio y nos resulta tan complicado ver el riesgo de la tarifa de CFE? Estando bajo un precio que cambia cada mes (en vez de cada día) y sin posibilidad de que nosotros sepamos como va a cambiar asumimos el mismo riesgo.

¿Cuál es nuestra recomendación?

Basándome en mi experiencia, os animo a tomar la iniciativa y a seguir la misma estrategia de compra de energía en México. El mercado eléctrico mexicano es un mercado nuevo y lleno de posibilidades para mejorar la compra de energía de grandes consumidores.

Como he mencionado anteriormente, nuestra recomendación dependerá del objetivo principal del cliente. ¿Mantener presupuesto o estar en media de mercado? ¿O ambas?

En términos generales podemos decir que nuestra recomendación es dividir el riesgo. Para ello una opción es gestionar nuestro consumo bajo diferentes productos. Quizá no estemos seguros de migrar con todo nuestro consumo a un contrato a precio fijo, porque inevitablemente habrá quien nos compare con los precios de CFE en un futuro, pero podemos combinar ambas opciones: tener una parte del volumen a precio fijo o con posibilidad de hacer coberturas y mantener una parte en el mercado regulado bajo los precios de CFE o en una opción de autoabasto.

Bajo mi punto de vista, quien hoy en día sigue preocupado por la tarifa de CFE y tiene una demanda mayor de 1MW es porque quiere.

Si quieres ver qué posibilidades puede ofrecerte el mercado y discutir cual sería la mejor opción de contratación para tu portfolio, no dudes en contactarnos.

TEC 2018 linkedin header 1000 x 425  


Keep up to date with E&C